Plasticalift Cirugía Plástica

TELÉFONOS DE OFICINAS

Guadalajara (33) 3122-8530
Ajijic (376) 108-0595

Ginecomastia

Ginecomastia
  • BENEFICIOS

    • Mejorar el contorno del pecho masculino mediante la eliminación del tejido mamario, el tejido graso o la combinación de los dos, así como el ajuste  de  la piel cuando lo requiera.
    • Disminuir el estrés y mejorar la autoestima.
    • Lucir varonil.
  • PROCEDIMIENTO

    El procedimiento se lleva a cabo en una clínica de cirugía plástica u hospital. El tipo de anestesia es la local más sedación IV. La corrección de la ginecomastia se realiza mediante la eliminación de los tejidos no deseados según lo planeado y dictado por la anatomía en  particular, es decir, se puede eliminar tejido graso únicamente o tejido glandular o la combinación de los dos  y al final se evalúa el quitar o no el exceso de piel.

    Después se procede a la remodelación cuidadosa de su pecho para que se vea plano pero no deprimido, utilizando  técnicas que incluyen la liposucción, la eliminación de tejido glandular, la eliminación de exceso de piel y la elevación de los tejidos blandos según se necesite para obtener un pecho lo más natural posible.

  • RECUPERACIÓN

    Posterior al procedimiento y una vez que los efectos de la anestesia han desaparecido, usted podrá ir a casa con un vendaje compresivo en el tórax. Al día siguiente tendrá una revisión donde le colocarán una prenda compresiva.

    Durante su recuperación deberá mantener el mayor reposo posible y no podrá realizar actividades extenuantes hasta que el Doctor lo permita. Usted puede tomar la ducha de manera acostumbrada y posteriormente deberá colocarse la prenda compresiva durante 4-6 semanas,  que le ayudará a tener una mejor recuperación.

    Su pecho se verá ligeramente inflamado y puede haber moretones durante las primeras 2 semanas. Los pechos pueden verse asimétricos. Esto es completamente normal y se tarda entre 1-3 meses para que se asienten completamente y adquieran un aspecto habitual.


La ginecomastia es un problema físico que se desarrolla en hombres, principalmente en la adolescencia, el cual consiste en el aumento de tejido en las mamas, ya sea en una sola o en las dos.

También puede presentarse un botón blando subareolar. Esto puede generar cierta incomodidad en los varones dependiendo de su estado anímico y también influirá en como sienten que se proyectan ante los demás en una región del cuerpo que no se ha desarrollado de manera normal.

La causa principal de la ginecomastia reside en la cantidad de andrógenos, hormona que crea características masculinas, y de estrógenos, que se encargan de las características femeninas. Según sea el nivel de cada una de estas hormonas, así como el aprovechamiento que el cuerpo hace de ellas, se puede originar el aumento de volumen en las mamas.

Entre otras causas está el envejecimiento, falta de testosterona, tratamiento hormonal para el cáncer de próstata e incluso efectos secundarios de algunos medicamentos.

Con esta información introductoria se puede obtener una clasificación en tres tipos de ginecomastia. La primera de ellas, neonatal, es cuando un recién nacido tiene aumento en sus mamas debido a los estrógenos de la madre en la placenta. Otra es la ginecomastia puberal desarrollada durante la adolescencia entre los 14 y 15 años. Por su parte, la nombrada senil aparece en hombres mayores a los 45 años, y tiene como principales incidencias la obesidad, disminución de testosterona y aumento de estrógenos, y muchas veces es parte del procedimiento natural del envejecimiento del cuerpo.

A su vez, cualquiera de estas ginecomastias puede presentarse en tres grados.

En el grado uno, sólo hay un leve aumento de la mama; en el dos, el aumento es moderado, y puede incluir o no, exceso de piel; en el tercero, el volumen de la mama es demasiado y presenta también exceso de piel.

Para determinar si efectivamente se padece de ginecomastia, se acude a un examen físico y desde luego la revisión del historial clínico. Aparte se puede acudir a consulta encodrinológica para analizar el comportamiento de las hormonas. Por último, una mamografía ayudará a clarificar los resultados, debido a que mostrará si la proporción es de componente grasoso o por proliferación glandular.

El tratamiento médico dependerá de la edad del paciente, la condición del padecimiento, si es por causa natural o por otra patología, y la alergia a ciertos medicamentos. Cuando se trata de la adolescencia, es común esperar a que pasen unos años, tras los cuales en la mayoría de los casos el tejido regresa a su estado normal. En cambio, si el problema ha persistido, la cirugía es una buena opción.

Se acude a una cirugía endoscópica en la región inferior de la areola, donde un tubo flexible con una pequeña cámara permite examinar el interior sin realizar una incisión muy pronunciada. Lo que seguirá será la extirpación de tejido hasta moldear a una posición y volumen adecuados. En caso de que el aumento de volumen también se deba a un componente graso, el proceso quirúrgico se ve complementado con una liposucción.

En el grado tres, donde se presenta el exceso de piel, se aplica una resección cutánea, misma que permitirá recolocar ciertas áreas como el complejo de la areola y el pezón, con el fin de elevarlo y que adquiera una posición adecuada.

Tras ver finalizada la cirugía, se coloca al paciente una camiseta de compresión para portarla durante un tiempo. Además llevará unos drenajes aspirativos durante máximo tres días, así como un tratamiento antibiótico.

Se requiere un poco de paciencia con la inflamación en la zona, pues esta disminuye de forma progresiva. Normalmente transcurren algunos meses para ver el resultado definitivo.


×